May 09

Tres líneas de trabajo para operar en bolsa

caida-mercados[1]

 

 

En mi opinión, para obtener resultados positivosoperando en bolsa se necesita

1.- Tener una estrategia muy bien definida y en la que se confíe plenamente. 2.-Cumplirla estrictamente sin variaciones. 3.- Que dicha estrategia permita ganar con las operaciones buenas más dinero del que se pierda con las operaciones malas.

1.- Tener una estrategia definida, y en la que se confíe, supone en bolsa lo que a una empresa su plan de negocio. Se trata de la hoja de ruta a seguir, y en el mundo bursátilal igual que en empresarial, la estrategia ha de personalizarse.

Una parte de esta estrategia es para con nuestra propia “psicología inversora”.Se trataría,entre otras cosas,de que cada persona conociese cuáles son sus momentos más adecuados (horario y estado físico y emocional) para analizar y definir una estrategia o hacerle seguimiento, de forma que pueda pensar y actuar de la forma más neutral posible. Es un hecho que cuando las personas “sentimos”las necesidades propias de nuestra naturaleza humana (elevar nuestro ego, sentir esperanza, combatir el aburrimiento, ganar dinero para costear determinados gastos, etc. Nuestra mente nos traiciona y decide comprar o vender acciones aunque la oportunidad no seabuena. El mercado financiero es pura psicología inversora, y esto es algo realmente desconocido y extraño para la mayor parte de las personas.

La definición de la estrategia también tiene que ver, por ejemplo, con determinar de antemano cuál es el importe máximo que estoy dispuesto a perder, y especialmente, saber que no me siento incómodo perdiéndolo. Pero…¿Voy a comprar acciones de Telefónica pensando ya en perder? Por supuesto que no. Pero si usted no asume desde el inicio que es muy posible que pierda la cantidad que se haya planteado sufrirá muchísimo y gestionará muy mal esa inversión.

La elección de en qué activos financieros especializarse (acciones, materias primas, divisas, etc), qué tipo de movimientos buscar, cuantas operaciones mensuales llevar a cabo, y otras consideraciones, completan lo relativo a la estrategia.

2.- Por otro lado, todo esto no es posible lograrlo sin una fuerte confianza en que su estrategia funcionará a la larga. Si usted se plantea abrir una operación no habrá forma de que confíe en la estrategia a seguir, si no ha logrado previamente un buen histórico de operaciones.

Cuando tras abrir una operación de bolsa, el precio comienza a moverse en su contra, se reconoce claramente a un profesional a quienno lo es. El profesional decidirá abrir la operación con convicción yhabrá calculado cual es el máximodinero que asume perder si le va mal.Le importarán poco los vaivenes del precio. Será fiel a su estrategia. El aficionado a la bolsa, sin embargo, comenzará a sudar, a dudar, a pensar en que no debió arriesgar tanto, a improvisar decisiones, etc. Por decirlo de alguna forma, ambos pueden acertar o errar, pero el profesional tiene un “protocolo” de actuación muy claro y definido que a la larga le da ventaja.

3.- El “análisis gráfico”de las cotizaciones (en adelante A.G) aunque muy importante, sólo supone un eslabón más de todo este proceso. A diferencia de lo que la mayoría de las personas piensan el A.G no le sirve a un inversorsólo para tratar de “acertar” la dirección del movimiento. La gran aportación del A.G va mucho más allá. Mediante el A.G tratamos de buscar una elevada ecuación “rentabilidad-riesgo”. Es decir, comprar mis acciones de Telefónica cuando consideremos que mis ganancias puedan ser elevadas, pero que mis pérdidas vayan a ser reducidas y limitadas si me he equivocado.

Les pongo un ejemplo: supongamos que Telefónica cotiza a 10 euros (precio a modo de ejemplo) y analizando el gráfico considero que entre los 9,50 y 10 euros hay un fortísimo soporte que debería hacerla rebotar hasta los 13 euros. En ese caso yo podría comprar acciones a 10 euros, y establecer como estrategia que si estas caen hasta los 9 euros supondrá que el soporte se ha roto, y por lo tanto que me he equivocado en el análisis. Lo que haría en ese caso, y cumpliría estrictamente, es venderlas perdiendo 1 euro por acción. Por otro lado, en mi estrategia también definiré de antemano que si las acciones suben a 13 euros las venderé todas. En este caso, mi ganancia sería de 3 euros por acción.

Si se dan cuenta, con este planteamiento de ganar 3 euros o perder 1 euro en cada inversión sólo es necesario que “acierten” una de cada cuatro veces. Es decir, “acertando” sólo el 25% de las veces evitarán perder dinero, y a partir de ahí todo será ganancia. Esto deshace otra falacia muy extendida entre los bolseros, que es la de que el único que gana dinero en bolsa es el que “acierta mucho”.

May 09

Una juez obliga a Popular a devolver la cláusula suelo desde el principio

Protesta-clausulas-suelo-hipotecas-CEFE_EDIIMA20151122_0004_23[1]

 

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Santander (Cantabria) ha condenado al Banco Popular a devolver lo cobrado «indebidamente» por cláusula suelo desde el momento en que unos clientes firmaron el préstamo de la hipoteca contratada, el 7 de septiembre de 2009, y no desde el 9 de mayo de 2013, tal y como ordenó entonces el Tribunal Supremo. Así consta en una sentencia dictada por la jueza Cristina Rodiz García, que obliga a la entidad a devolver al matrimonio 2.707 euros cobrados «indebidamente» desde la suscripción del préstamo hasta la interposición de la demanda, así como las cantidades que la entidad haya podido cobrar en exceso durante la tramitación del caso.

En su fallo, Rodiz García estima la demanda interpuesta por el abogado de los clientes, y aplica la retroactividad total en las cláusulas suelo, desmarcándose así de la doctrina del Alto Tribunal español y acogiéndose a un informe de los letrados de la Comisión Europea.

La jueza considera probado que los demandantes «no recibieron información suficiente y clara». Además, el «contenido farragoso» de la cláusula y el que apareciera «entre muchos datos» de la escritura de compraventa «hacen imposible su compresión». En la sentencia se remarca que el caso es una acción individual, por lo que la nulidad de la cláusula está «lejos de producir un grave trastorno en la economía nacional». La postura de Popular ante este tipo de fallos viene siendo la de recurrirlos al considerar que las cláusulas suelo de sus hipotecas son legales y cumplen con todos los requisitos de transparencia exigidos.

May 09

El Ibex pierde fuelle ante el desplome de las materias primas

bolsa--644x362-1[1]

 

14:30 horas. El Ibex entra en terreno negativo

<p “);”=””>El Ibex ha ido perdiendo fuelle hasta entrar en terreno negativo. El motivo no es otro que el mal comportamiento del sectorial de materiales básicos tras unos datos de importaciones chinas de metales básicos por debajo de lo esperado. En ese sentido, Arcelor Mittal cae ya más de un 11%. Y eso que Wall Street aguanta por el momento el tipo tras el buen dato de empleo del viernes y ante la subida del petróleo.15:00 horas. El Ibex pierde fuelle

El Ibex ha fracasado en su intento de conquistar los 8.800 puntos y, desde entonces, ha ido perdiendo fuelle. Arcelor, los bancos medianos, Sacyr y OHL presionan a la baja al selectivo. Asimismo, los futuros americanos vienen prácticamente planos.

13:10 horas. Lucha por los 8.800 puntos

El Ibex 35 subía un 0,99% en la media sesión de este lunes, lo que llevaba al selectivo a pujar por los 8.800 enteros (8.788,4), con Amadeus e Inditex a la cabeza del índice.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 144,8 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,586%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1383 dólares.

Amadeus se erigía como el mejor valor de la media sesión con un repunte del 2,77%, hasta los 40,515 euros por acción, seguido de Inditex (+2,63%), Mapfre (+2,63%), DIA (+2,25%) e IAG (+1,82%).

Por el contrario, ArcelorMittal se erigía como el ‘farolillo rojo’ de la sesión, con una caída del 4,05%, seguida de OHL (-2,81%), Acerinox (-2,46%), Popular (-1,6%) y Sacyr (-1,3%).

El signo positivo se imponía entre los grandes valores y tras Inditex se colocaban Telefónica (+1,67%), Endesa (+1,2%), Santander (+0,88%), Iberdrola (+0,82%), Repsol (+0,52%) y BBVA (+0,07%).

De este modo, el selectivo español seguía la tendencia alcista de las principales plazas europeas: Francfort ganaba un 1,98%, París un 1,42% y Londres un 0,56%.

11:50 horas. Telefónica, valor de la mañana

Las acciones de Telefónia suben ahora alrededor dle 1,5% y son uno de los pilares del Ibex 35, que avanza a su vez en torno al 1,4%. La operadora española se beneficia de los rumores que llegan desde Reino Unido sobre potenciales compradores de su filial británica O2 en caso que la UE vete la venta Hutchison, algo que los analistas ya dan por descontado. A los nombres ya conocidos de Sky y Liberty se ha sumado hoy el de la operadora francesa Iliad.

En todo caso, los analistas de HSBC dicen hoy que si la venta al final resulta vetada, Telefónica tiene suficientes alternativas para conservar el grado de inversión de sus bonos. Hablan de un plan ‘B’ que incluya distitnas alternativas, como por ejemplo, una salida a bolsa parcial de O2, la colocación de Telxius o incluso una pequeña colocación de Telefónica Deutschland.

10:40 horas. Alzas del 1% para el Ibex

El Ibex sube algo más del 1% y conquista los 8.800 puntos en una mañana en la que el ánimo de los inversores va a mejor. Entra dinero en Telefónica, el mejor de los grandes valores con alzas del 1%, y también se nota el repunte del petróleo Brent, que sube más de un 2% y supera los 46 dólares por barril tras el incendio en Alberta (Canadá).

Una apertura alcista

La bolsa española ha abierto la jornada con subidas en torno al 0,5% para su principal indicador, el Ibex 35, que se mueve en torno a los 8.750 puntos. En el resto de Europa, el Dax alemán avanza un 0,6% en sus primeros cambios, por un 0,3% que se anota el Ftse.

Los inversores comienzan la semana bastante animados tras los decepcionantes datos de empleo que se publicaron el viernes en Estados Unidos. La cifra fue realmente pobre (160.000 empleos contra 200.000 esperados) y eso ha encendido las especulaciones sobre un retraso del ritmo de subidas de tipos en EEUU, lo que se ha traducido con alzas en la sesión asiática. Así, el Nikkei cierra hoy con avances del 0,6%.

En el caso del Ibex, el selectivo nacional buscará consolidar los 8.700 puntos en los que cerró el pasado viernes. En la parte positiva esta mañana, el petróleo Brent, que sube algo más del 1%, con lo que el barril ronda de los 46 dólares. Es noticia la dimisión del ministro de Petróleo de Arabia Saudi, Ali-al Naimi, quien llevaba más de 20 años en el cargo y que será sustituido por Jalid al-Falih. “Este cambio crea incertidumbre sobre cuál va a ser la política que va a seguir el país en cuanto al mercado de crudo, en un momento delicado en el que siguen pendientes las negociaciones entre los principales productores de la OPEP para congelar la producción con el fin de apoyar el precio del crudo”, apuntan en Link Securities.

En la agenda macro de esta mañana, los pedidos a fábrica en Alemania han aumentado en marzo un 1,9%, cifra que supera el 0,6% de incremento previsto por el consenso de analistas consultados por Bloomberg. Aunque la mañana ha comenzado tranquila, no hay que perder de vista las noticias que lleguen desde Bruselas, dónde los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona (Eurogrupo) abordarán este lunes los avances las conversaciones entre la troika y las autoridades griegas con respecto a la primera revisión del rescate de 86.000 millones de la economía helena y mantendrán una discusión sobre posibles medidas de cara a una reestructuración de la deuda pública del país.

En los primeros compases de la sesión, la mayor parte de los valores cotizaban en verde,liderados por Sacyr (+2,30%), Sabadell (+1,40%), Popular (+1,36%), Bankia (+1,28%), Caixabank (+1,19%), OHL (+1,15%), Santander (+1,13%) y BBVA (+1,06%). En el lado contrario se colocaban ArcelorMittal (-0,71%), Técnicas Reunidas (-0,34%) y FCC (-0,06%).

Desde el punto de vista técnico, el Ibex 35  ha vuelto a tener una semana presionada por los bancos y ha ido a encontrar su soporte en la zona de la proyección de su actual directriz de avance que forma con los mínimos anuales y los del pasado mes de abril, explica el analista de Finanzas.com, Josep Codina. Perdió en los mínimos de la sesión del viernes esta referencia pero la acabó manteniendo con el cierre semanal por encima de los 8.700 puntos.

Para acabar de validar esta zona de soporte, dice Codina, “necesitamos que el rebote que puede propiciarse se sitúe por encima de los 8.900 puntos y plantee un ataque con intención a la zona de los 9.000 puntos”. Después entrara por tercera vez en el ejercicio el rango clave definido dentro la línea clavicular del patrón de vuelta de los 9.250 puntos y su extensión hasta los 9.550 puntos. Superar esta zona sigue siendo lave para recuperar el escenario lateral y abandonar el correctivo.

May 09

El Ibex 35, condenado a moverse entre los 8.000 y los 9.000 puntos

futuros-ibex35[1]

 

Si echamos un vistazo al gráfico del Ibex-35 este año, comprobamos que parece atrapado en un rango comprendido entre los 8.000 puntos o un poco menos(marcó los mínimos del año en los 7.750 puntos el 11 de febrero) y los poco más de 9.000 puntos (sus máximos del ejercicio son los 9.332 puntos del pasado 27 de abril). Y los expertos no tienen muchas esperanzas en que a corto plazo el indicador logre romper al alza. Aunque tampoco lo ven perforar los niveles más bajos del año.

Un buen síntoma, según Eduardo Faus, de Renta 4, es que los máximos y los mínimos estén siendo crecientes, es decir, que el primer mínimo del año, el del 11 de febrero, estuviera por debajo de los 8.000 puntos y el siguiente, el de principios de abril, ya estuviera por encima de los 8.200 puntos; el primer máximo, el de mediados de marzo, no llegó a los 9.200 puntos, mientras que el segundo ha rebasado los 9.300 hace poco más de una semana. Pero Óscar Germade, de BNP Paribas Personal Investors, añade que ésta hubiera sido una señal de fortaleza si el indicador hubiera sido capaz de subir hasta los 9.600 puntos en el rebote previo a esta última corrección. Al no ser así, opina, sigue débil y puede perder los 8.200. Ello, además, debido a que tiene dos huecos pendientes de cerrar en los 8.546 puntos y en los 7.920 puntos. Aún, pues, en su opinión, puede caer más, pese a las sesiones de cierta tregua que hemos vivido esta semana (el jueves sin aportación bancaria y el viernes, gracias a ella).

La clave de los 8.850 puntos

Para Eduardo Bolinches, de Bolsacash, la tendencia alcista de esa pauta de máximos y mínimos crecientes pasa por los 8.550 puntos. «La clave está en ese nivel para poder valorar si nos vamos a los mínimos de febrero o reaccionamos al alza con las intenciones de sobrepasar los recientes máximos del pasado 27 de abril en los 9.350 puntos». Para Faus, la última fase de corrección que comenzó precisamente en los últimos máximos se parará en los 8.500 puntos y desde ahí confía en que se produzca otro rebote que lo lleve por encima de los 9.000 puntos, aunque sin romper los máximos previos.

De momento, en opinión de Óscar Germade, la estrategia óptima en estas circunstancias es tratar de comprar en la parte baja del rango e intentar deshacer posiciones cuando más se acerca a los niveles más altos del año. «La bolsa está bastante de trading», añadeRicardo Torrella, de Gesinter. «El Ibex-35 parece bastante ‘enrangado’», añade este analista. «Eso significa que hay que comprar bajando y vender subiendo», remata. Aunque eso es lo que le resulta más difícil de hacer a un inversor.

De acuerdo con Ignacio Cantos, de Atl Capital, esta dinámica no es exclusiva del selectivo español. En realidad, es del conjunto de la bolsa europea. Y por eso aconseja comprar más o menos en estos niveles, en los actuales, y vender cuando el Eurostoxx 50, el índice europeo de referencia, se acerca a los 3.100 puntos. Añade que lo que detiene a las bolsas es que los resultados del primer trimestre hayan sido bastante mixtos, que en banca no se estén teniendo noticias excesivamente buenas, además de la incertidumbre existente en Estados Unidos. Allí las noticias económicas están siendo equívocas y aunque ello favorece que no haya subidas de tipos de manera inmediata, hay miedo de que Wall Street, ante la debilidad de ciertos datos y unos beneficios empresariales que no han servido para recuperar la confianza, caiga y ello acelere los descensos en Europa. Para José Luis Martínez Campuzano, de Citi, mientras China parece que se estabiliza, EE.UU. sorprende a la baja. Y afirma que aunque ello puede implicar que no haya subidas de tipos, pesarán más sobre el ánimo inversor las malas noticias económicas que las buenas noticias de política monetaria, ya que las valoraciones de la Bolsa americana están por encima de la media histórica. Además, ya sale dinero de los fondos de Bolsa americana y europea.

Difícil ruptura al alza

«En estas circunstancias, es difícil que las Bolsas rompan al alza. Los resultados tenían que haber servido para elevar el optimismo, pero han sido algo más flojos de lo que hubiera sido necesario», añade Cantos. En este sentido, Bolinches explica que, para las próximas semanas, «esperaría algún tipo de reacción débil al alza ante la importante tendencia alcista que tenemos en el corto plazo, pero para luego volver a girarse a la baja y testear cuanto menos los mínimos del pasado mes de abril en los 8.258 puntos. Si este nivel se mantiene y provoca una buena reacción alcista, estaremos aparcando temporalmente el escenario de visita a los mínimos de febrero», afirma. Campuzano apuesta porque siga el movimiento en rango de las Bolsas. Las malas noticias y que los resultados no estén siendo catastróficos, pero sí malos, ponen un techo, mientras que los bancos centrales y que las compañías continúen primando el pago de dividendos y la recompra de papel ponen un suelo.

Para Torrella, mayo y junio pueden ser volátiles, debido a las citas que hay en las próximas semanas, sobre todo con las elecciones y el referéndum británico. «Parece que hay un compás de espera entre los inversores institucionales, para ver qué pasa al final», señala Torrella. «Hasta junio, los índices seguirán en rango, y luego ya veremos», añade. Aunque confía en que a partir del verano, despejadas las incertidumbres, comenzará a subir y que este año, a diferencia de otros, puede ser de peor a mejor, de menos a más. La clave, según este experto, está en que el Ibex-35 logre llegar a estar plano en el año, a partir de ahí, y si los inversores evitan caer en la tentación de vender, podría seguir subiendo. Lo malo es que, de acuerdo con Ignacio Cantos, aún no hay sobre la mesa ningún catalizador potente para continuar al alza, y sí, como señala Campuzano, muchas incertidumbres sobre todo políticas. Ayudará a las Bolsas, en opinión de Cantos, que los británicos digan ‘sí’ a continuar en la UE, un dólar más fuerte y que las materias primas consoliden, pero quizás, reconoce, con ello no sea suficiente para impulsar a las bolsas y rompan resistencias. Para Germade lo necesario es que en España se forme Gobierno y que los resultados empresariales empiecen a mejorar.

¿Valores fuertes?

En cuanto a compañías, Germade aconseja evitar valores con beta alta, es decir, acciones que suelen exagerar los movimientos al alza y a la baja del Ibex-35, como bancos y constructoras. Este experto comenta que actualmente dentro del Ibex-35 muestran una especial fortaleza Aena, Mediaset, ArcelorMittal, Indra, OHL, Acerinox, Repsol, ACS_y Gamesa, aunque se queda con los dos primeros. Para Cantos, los valores más sólidos son televisiones, hoteles, Amadeus o Acerinox. Para Faus, Repsol se lleva la palma. Pero Torrella apunta que en estas circunstancias el gran dilema está en si invertir en los valores que se quedan atrás o en los que mejor aguantan.

May 09

Olvide el ‘Brexit’ y mire a España

tormenta1--644x362-1[1]

 

Dice el refrán que “a río revuelto, ganancias de pescadores”, y en los mercados financieros no puede haber nada más cierto. Sobre todo para los grandes ‘hedge funds’ especializados en obtener beneficios cuando las bolsas andan especialmente revueltas y la volatilidad es máxima. La cuestión es que ahora, los que quieren ganar dinero apostando por las turbulencias políticas, se están empezando a olvidar del ‘Brexit‘ y tienen un nuevo objetivo, España.

Así lo piensan en el fondo William Blair Investment Management, cuyo gestor, Brian Singer y su equipo de doce analistas, se concentran en las elecciones generales españolas, previstas para el 26 de junio, tres días después de que los británicos elijan si permanecer en la Unión Europea o abandonarla. Si se quiere ganar dinero apostando a la turbulencia política, el mercado indicado es España, no Gran Bretaña, dice Brian Singer.

Este gestor ya tuvo inversiones en España antes de las elecciones de diciembre, y ahora busca regresar. En momentos en que otros se retiran, Singer ve un panorama político con tantas partes en movimiento que es probable que rinda frutosaplicar su especialidad, la teoría del juego. Uno de los fondos que gestionan con esta estrategia, elWilliam Blair Macro Allocation Fund, de 1.800 millones de dólares, ha superado en rentabilidad a la mayoría de sus comparables durante los últimos tres años.

Este gestor considera que en España “hay muchas oportunidades”, pues el país ha hecho “enormes esfuerzos por reformar su sector bancario y avanzó mucho en el transcurso de estos años”, según informa Bloomberg. “El riesgo político es la única barrera para la inversión”, dice Blair.

Su equipo gestiona un total de 2.700 millones de dólares para William Blair por medio de varios fondos y busca mercados baratos donde crezca el nerviosismo de los inversores.Cuando las tensiones políticas son altas, usa la teoría del juego para evaluar la probabilidad de un evento y compararla con el riesgo que implica. Si el modelo indica un temor exagerado, es momento de comprar.

Al explicar el uso de la teoría del juego en ese tipo de situación, la firma menciona “piedra/papel/tijera”, donde lo que determina el resultado es la elección secreta de actores independientes. Los políticos enfrentan ese tipo de desafíos todo el tiempo al tratar de predecir las reacciones de aliados y enemigos cuando toman medidas como abandonar una coalición.

Otra serie de problemas trata de evaluar la probabilidad de cooperación entre actores, de lo cual el ejemplo más famoso es el “dilema del prisionero”, en el que un par de sospechosos de un delito se ven ante incentivos ocultos para actuar en interés del otro. Una elección multipartidaria tiene semejanzas con ese modelo, en el cual las ventajas de formar una coalición podrían superar la conveniencia de mantenerse independiente.

En el caso de España, donde el Ibex 35 se negocia al nivel más bajo en tres años en relación con sus pares, Singer dice que el mercado es demasiado pesimista respecto de las probabilidades de que Ciudadanos ceda y llegue a un acuerdo con el PP.

“España nunca tuvo que desarrollar una coalición desde Franco, de modo que ahora estamos en medio de los escenarios más interesantes de la teoría del juego”, dijo Singer. El partido que más probabilidades tiene de ceder en las negociaciones es Ciudadanos, una probabilidad que, en su opinión, el mercado no refleja por completo. “Ciudadanos se ha ido desplazando poco a poco hacia el centro y trata de establecerse como opción viable de centro-derecha”.

La teoría del juego se ha usado en una amplia serie de áreas, desde la política hasta la biología, pero no tanto en la inversión, dijo Singer, que se desempeñó como máximo responsable de inversión de la unidad de gestión patrimonial en las Américas de UBS Group AG hasta 2007. El tema le fascina desde hace décadas. Comenzó a interesarse en la teoría del juego durante sus estudios de grado en la Universidad del Noroeste y aprendió más al respecto durante su maestría en Administración de Empresas en la Universidad de Chicago en la década de 1980.

May 09

Japón alertas de riesgos ligados a tasas negativas

shinzo-abe-japon--644x362-1[1]

 

Algunos miembros del comité de política monetaria del Banco de Japón (BoJ) advirtieron en la junta del mes de marzo de los “efectos adversos” que podría tener la aplicación de tasas referenciales negativas para las instituciones financieras niponas.

Después de que la entidad adoptara a partir del pasado 16 de febrero una política de aplicación de un tipo del -0,1 por ciento a algunos depósitos que los bancos mantienen en el BoJ, estos miembros consideraron que la medida podría generar ansiedad en el sector, según muestran las minutas de la reunión de marzo publicadas hoy.

También indicaron que la decisión hace más complicado a los inversores comprender la actual política de flexibilización monetaria de la entidad y que genera entre ellos expectativas excesivas de cara a que el BoJ active medidas de estímulo adicionales, según actas de la junta que se celebró los días 14 y 15 de marzo.

La medida adoptada en febrero ha sentado mal al sector bancario nipón, que considera que con las tasas en negativo sus beneficios pueden verse recortados.

Otros integrantes de la entidad emisora defendieron en cambio la política de referenciales negativos, argumentando que la apreciación que ha sufrido últimamente el yen, algo que daña mucho al músculo exportador nipón, y la mala racha de la Bolsa de Tokio responden en realidad a “una aversión exacerbada al riesgo a nivel global”.

May 09

La Banca Esta Muy Inestable

DETALLE DE UNA PERSONA REALIZANDO UN OPERACION BANCARIA VIA INTERNET.

 

La banca fue la responsable de que el selectivo español pasara de los 8.300 puntos que marcó el 7 de abril hasta los 9.300 del día 27, fecha de sus máximos más recientes. En esas poco más de dos semanas, Santander y BBVA ganaron un 28,55 y de un 26,60 por ciento, respectivamente. Y el Sabadell y el Popular se anotaron más de un 20 por ciento. La campaña de presentación de resultados ha venido a poner en cuestión tanto la remontada de la bolsa como la recuperación de niveles de las acciones bancarias. Aunque esta última ya había sido puesta en cuestión por algunos analistas, que la veían con prudencia y escepticismo. Así, Alejandro Vidal, de Banca March, avisaba del entorno hostil en el que se sigue moviendo la banca que va a provocar que continúe habiendo mucha volatilidad en sus acciones. Aunque también hay otros expertos, como Nuria Álvarez, de Renta 4, que comentan que el repunte era lógico, puesto que la caída había sido excesiva. La volatilidad ha seguido mandando en las últimas sesiones por la diversa acogida que el mercado ha prestado a las cuentas de cada entidad y que coincide, en términos generales, con el tratamiento que venía dándoles el mercado, aunque, según Nagore Díez, de Norbolsa, la más inmediata respuesta de los inversores a los números de los bancos debe interpretarse con prudencia, porque muchas veces es visceral y no tiene en cuenta todos los elementos que hay que valorar.

Los números de Sabadell y Bankinter han sido los que más han gustado y estos bancos son los que mejor se comportan este año, con pérdidas del 3 por ciento. Los que peor cotizaron fueron los de
BBVA y en 2016 cae un 17 por ciento. Aunque pérdidas mucho más abultadas registran desde enero Popular (-30 por ciento), Bankia (-27,75 por ciento), y CaixaBank (-24 por ciento). Santander, por su parte, que tuvo un discreto recibimiento a sus números, ya cae un 11 por ciento en el año.

El contexto generalizado en el que se mueve la banca es el que describe Santiago Carbó-Valverde, catedrático de Economía de la Bangor University e investigador de Funcas: «La expectativa para toda la banca europea es que los beneficios caerían respecto a los obtenidos en el primer trimestre de 2015. Sobre todo tras un principio de año demoledor en los mercados de valores, con caídas de tipos de interés y con variaciones muy significativas de los tipos de cambio que han afectado al negocio internacional. En ese terreno, los ‘ganadores’ son los que consiguen bajar menos su beneficio de lo esperado, como ha sido el caso en algunos bancos españoles. Si lo comparamos, además, con los resultados (bastante exiguos) de otros grandes bancos europeos como Deutsche Bank, la valoración relativa mejora». Peor acogida todavía tuvieron los de Commerzbank y los de UBS, que justificaron una nueva recogida de beneficios en el sector.

Sabadell y el impulso de TSB. Los números de Banco Sabadell son muy destacables, con un crecimiento del beneficio neto del 44,30 por ciento, de más del 50 por ciento en el margen de intereses y de un 13,5 por ciento en ingresos por comisiones. Este avance obedece, de acuerdo con Albert Enguix, de GVC Gaesco Gestión, a la integración de TSB. Pero no debe interpretarse como algo negativo. De acuerdo con Nuria Álvarez, el Sabadell es una de las entidades que se está moviendo realizando operaciones para ganar rentabilidad sin consumir mucho capital. Como detalla Pablo Iturriaga, de Tressis, la adquisición de TSB le ha permitido al Sabadell mejorar su ratio de capital, elevar comisiones y beneficio y mejorar su aspecto financiero. Además, incrementar su diversificación geográfica. Y esto último es muy importante, a tenor de los datos que ofrece Joaquín Maudos, investigador del IVIE: mientras la rentabilidad de la banca española es de un 7 por ciento, la de la banca en España es de un 5 por ciento. La presencia internacional da un plus de rentabilidad. Maudos añade que el negocio bancario en España aún puede caer más y que el importante peso de los créditos a tipo variable en el balance de las entidades y los depósitos bancarios como fuente de financiación provoca que sean especialmente vulnerables a los bajos tipos de interés. Según Maudos, los recortes de costes operativos (cierres de oficinas y reducción de plantilla) sólo es una reacción de supervivencia que no será visible de manera inmediata. Los expertos de Barclays aconsejan «sobreponderar» sus títulos con este argumento: «Continuamos viendo presión sobre el margen de intereses, pero esperamos que se vea compensado por la caída de las provisiones, un fuerte control de costes y con el TSB proporcionando crecimiento y mejora de los beneficios».

Bankinter, la perla del sector. Los resultados de Bankinter también gustaron y, recurrentemente, sigue registrando un mejor comportamiento en bolsa que sus competidores. «Es la perla del sector financiero español. Cuando aún no había crecido la competencia en el segmento de pequeñas y medianas empresas, Bankinter ya estaba ahí y ahora no ha tenido la necesidad de entrar en la batalla. Además, Bankinter ha estado a la cabeza de la transformación tecnológica», apunta Iturriaga. Los números del primer trimestre han sido buenos, con el segundo mayor crecimiento en beneficios del sector, tras Sabadell, pese a la caída de los ingresos por comisiones y a los tímidos avances en margen de intereses. Además, en términos de rendimiento del capital invertido, es la entidad más rentable de entre las que cotizan en el Ibex-35. Nuria Álvarez, que destaca también la calidad de la base de clientes de Bankinter, así como su política de precios, más favorable, además de la aportación de Línea Directa, su aseguradora, destaca también que en un año de incertidumbres, su perfil de riesgo, bajo, por su menor morosidad, su rentabilidad y su elevado ratio de capital, han provocado un mejor comportamiento en bolsa que le ha llevado a cotizar a unas valoraciones exigentes y, por eso, aconseja «infraponderar».

CaixaBank, con menos entusiasmo. CaixaBank ha tenido un primer trimestre de 2016 con caída del beneficio neto, del margen de intereses, de los ingresos por comisiones y del margen bruto. Además, cuenta con una rentabilidad del capital invertido (ROE) del 3 por ciento, la más baja del sector. Nuria Álvarez destaca que, de todas maneras, su margen de intereses haya cumplido expectativas y que se hayan superado en margen bruto y neto, pese a que no haya ocurrido lo mismo en beneficio neto. También insiste la experta de Renta 4 en su capacidad de ir reduciendo su coste del pasivo y en su confianza en que se recuperen las comisiones netas apoyadas en el crecimiento de fuera de balance y en seguros. Aunque, de acuerdo con Enguix, su evolución en bolsa también está afectada por cómo va a quedar su historia con BPI, si finalmente se quedará con el 100 por ciento. Además, este experto comenta que BPI aporta a CaixaBank más riesgo del que TSB inserta en Sabadell, por lo que el impacto de la operación sería diferente. De los 17 expertos consultados por Bloomberg desde que presentó resultados, la mayoría tienen una recomendación «neutral», aunque le dan un potencial del 16 por ciento hasta su precio objetivo medio (3,04 euros).

Popular, con más mora. Popular ha mostrado un ligero crecimiento en beneficio neto pese a la caída de los márgenes y de las comisiones netas. Ignacio Cantos, de Atl Capital, apunta que los números del banco fueron mejores de lo que se podía esperar gracias a la contribución de la parte baja de la cuenta de resultados, es decir, a la reducción de costes. Pero destaca también que su tasa de morosidad (12,68 por ciento) sea superior a la del resto de entidades (la más cercana es la del Sabadell, del 9,45 por ciento), al tiempo que la tasa de cobertura esté reduciéndose a mayor ritmo que la de los créditos dudosos. Pero Álvarez dice que ha batido estimaciones en todas las líneas de la cuenta, incluso en margen de intereses, margen bruto y margen neto y, por tanto, también en beneficio neto.

Bankia decepciona pero parte de mejor situación. A diferencia del Popular, Bankia no batió expectativas. Y sobre esta entidad sí había buenas recomendaciones. Entre enero y marzo bajó el beneficio neto, el margen de intereses y los ingresos por comisiones, pese a lo cual su rentabilidad sobre el capital invertido continúa siendo muy alta, el segundo más elevado del sector tras Bankinter. Pero, según Iturriaga, lo que le castigó en bolsa fue la evolución del crédito concedido, porque bajó y, en su opinión, en un entorno de bajos tipos de interés como el actual es fundamental crecer en volumen. Además, señala que sorprende que no sea capaz de elevar el balance en un entorno de recuperación. Cantos reconoce que Bankia está algo peor, pero apunta la posibilidad de que se haya visto afectada por el parón económico, más importante en Madrid. Además, apunta que su evolución en bolsa se ve frenada, quizás, por la incertidumbre que rodea a la posible integración con BMN. De acuerdo con los expertos de Barclays, su potente balance ofrece la perspectiva de interesante retorno del capital, vía dividendos o recompras de acciones, pero también puede ser utilizado para adquisiciones, cuyo impacto, en su opinión, no está claro. A su favor, juega un equipo gestor muy potente y el ejercicio de saneamiento profundo que se realizó con su rescate. Ignacio Méndez, de Mirabaud, aunque había previsto antes de que presentara sus números que le afectarían la bajada de tipos, su punto de partida era mejor que el de otras entidades, al igual que su valoración, aunque los expertos de Barclays han rebajado su precio objetivo de 1,2 a 1,1 euros por acción.

BBVA y Santander, cara a cara. ¿Qué pasa con las grandes entidades? Los resultados de BBVA han sido, de lejos, los peor acogidos por el mercado. Y mucho peor, sin duda, que los del Santander. Según Iturriaga, ello se debe a que mientras el Santander siguió creciendo en crédito, no ocurrió lo mismo con BBVA. Iturriaga añade que el Santander parece estar siendo capaz de crecer y recortar costes, mientras que no ocurre lo mismo con su gran competidor. Stefan Nedialkov, de Citi, apunta que Santander batió expectativas gracias a la reducción de costes y la necesidad de menores provisiones. Su negocio en España batió expectativas de forma significativa, mientras que las provisiones necesarias en Brasil fueron más reducidas de lo esperado. Además, destaca la capacidad de la entidad de generar capital orgánicamente. Con más prudencia, desde Barclays destacan que las dos cuestiones que más llevan preocupando sobre el banco, el capital y Brasil, que se han comportado bien entre enero y marzo, pueden deteriorarse en los próximos meses. En España y el Reino Unido, el principal reto es seguir creciendo en ingresos, aunque el avance en comisiones puede compensar la presión en márgenes. Para Méndez, Santander es uno de sus bancos favoritos. Afirma que le puede ayudar que esté cambiando el sentimiento del mercado respecto a Brasil. Álvarez dice que el mercado está demasiado negativo con Brasil y con el negocio del Santander en ese país. Además, como nota positiva, comenta que la entidad está poniendo en marcha una política de vuelta a los orígenes que ya está dando frutos.

Álvarez no tiene una visión negativa de BBVA: mantiene su recomendación de «sobreponderar» tras la presentación de resultados y apunta que aprovecharía las correcciones para tomar posiciones, pese a la posible revisión a la baja de la guía para el beneficio neto esperado para 2016. Díez añade que la reacción a la baja de BBVA tras los resultados fue excesiva. Y Mads Koefoed, de Saxo Bank, comenta que BBVA le parece una mejor opción de inversión que el Santander: «Sí, nos gusta BBVA. A pesar de los resultados más débiles de lo esperado, está negociando a valoraciones bajas, con un per de 10 veces y una rentabilidad por dividendo cercana al 6 por ciento. Por otra parte, nos gusta que BBVA cuente con una amplia exposición a muchas regiones del mundo donde el crecimiento es relativamente alto, incluyendo México».

May 09

23 claves para un trading eficiente

wall-street-bolsa--644x362-230x219x80xX[1]

 

El trading no es una ciencia exacta pero dadas las incertidumbres que rodean al mercado es imprescindible operar siguiendo el mejor método posible. Cada operador tiene su propio sistema, el que mejor se adapta a sus características y estilo, pero aún así, es conveniente conocer una serie de pautas generales para sobrevivir en el mercado. Uno de los autores clásicos en la materia, John Murphy, señala en su obra “Análisis técnico de los mercados financieros” la importancia de contar con unalista de comprobación técnica, que no es ni más ni menos que una serie de 23 preguntas que el operador debería considerar antes de abrir una operación. Aquí ofrecemos un detalle de las mismas.

1.- ¿Cuál es la dirección del mercado en general?

2.- ¿Cuál es la dirección de los distintos sectores del mercado?

3.- ¿Qué indican los gráficos semanales y mensuales?

4.- ¿Las tendencias principal, intermedia y menor son ascendentes, descendentes o laterales?

5.- ¿Dónde están los niveles importantes de soporte y resistencia?

6.- ¿Dónde están las líneas de tendencia o canales importantes?

7.- ¿El volumen y el interés abierto confirman el movimiento de los precios?

8.- ¿Dónde están los retrocesos del 33,50 y 66 por ciento?

9.- ¿Hay huecos en los precios y de qué tipo son?

10.- ¿Hay patrones de cambio importantes a la vista?

11.– ¿Hay patrones de continuidad importantes a la vista?

12.– ¿Cuáles son los objetivos de precios de esos patrones?

13.- ¿En qué dirección apuntan las medias móviles?

14.- ¿Los osciladores están sobrecomprados o sobrevendidos?

15.– ¿Hay divergencias aparentes en los osciladores?

16.– ¿Los números de opinión contraria muestran algún extremo?

17.- ¿Qué muestra el patrón de ondas de Elliott?

18.- ¿Hay patrones obvios de 3 o 5 ondas?

19.- ¿Hay retrocesos o proyecciones de Fibonacci?

20.- ¿Hay máximos o mínimos cíclicos a punto de aparecer?

21.- ¿El mercado muestra una traslación a la derecha o a la izquierda?

22.- ¿En qué dirección se mueve la tendencia informatizada: hacia arriba, hacia abajo o lateralmente?

23.- ¿Qué indican los gráficos de punto y figura o los de velas?

Es evidente, como reconoce Murphy, que seguir la lista de comprobación no da la garantía de llegar a las conclusiones adecuadas y acertar con la operación. Sin embargo, formular las preguntas apropiadas es la forma más certera de encontrar las respuestas buenas. Las claves de las transacciones que salen bien son el saber, la paciencia y la disciplina. Y la mejor forma de lograr esto es contar con un plan de acción.

Cualquier operador que siga la lista de comprobación propuesta por este experto estará en condiciones de saber cuál es la tendencia del mercado que esté analizando y cuál será en los próximos meses. Además, sabrá si tiene que comprar o vender en ese mercado, y cuántas unidades debe adquirir o cuánto está dispuesto a arriesgar si se equivoca. Igualmente, la lista ofrece conclusiones sobre por dónde entrar al mercado o dónde se colocarán las órdenes de stop loss.

En definitiva, la lista de comprobación propuesta por Murphy no garantiza el éxito de la operación pero si “incrementará de forma notoria las posibilidades de ganar en los mercados financieros”.

May 09

¿Sabes cómo utilizar las medias móviles para hacer trading?

epa-bolsa-nuevayork--644x362-230x219x80xX-6[1]

 

Cualquier inversor que utilice el análisis técnico sabe de la importancia que tiene el uso de las medias móviles, especialmente desde que existen programas de ordenador y se pueden incorporar fácilmente a la operativa. Es cierto que casi nadie toma decisiones basándose solo en este indicador pero la mayoría de los inversores siguen estos indicadores por aquello de que son populares y todo el mundo los vigila. Con todo, hay que saber que la media no anticipa nada, es un indicador seguidor, no líder. Su uso es para seguir la pista de la tendencia, detectar el cambio una vez que este ya se ha producido. Esta es la gran diferencia de este tipo de indicadores respecto a las formaciones chartistas tradicionales.

En análisis técnico las más empleadas son las medias móviles, que toman como referencia un periodo concreto. Por ejemplo, una media de diez sesiones se calcula sumando el precio de los diez últimos cierres y dividiéndolo por diez. Al día siguiente de hacer este cálculo se elimina el cierre del décimo día y se cambia por el de la última sesión. Y así sucesivamente. Las medias se usan como señales de entrada o salida. Es decir, se produce una señal de compra si los precios del activo cruzan al alza la media y habrá una señal de venta cuando los precios la cruzan a la baja.

Una de las grandes ventajas de usar medias móviles es que se mueven en la dirección de la tendencia, lo que permite que avancen los beneficios y se frenen las pérdidas. Pero esta gran ventaja supone también una debilidad potencial, porque como bien recuerda Óscar Germade, analista de Cortal Consors, “las medias funcionan bien en tendencia, sin embargo bastante mal en situaciones de lateralidad“. Por tanto, es el trader el que debe reconocer en qué tipo de entorno se encuentra el activo, y adaptar/cambiar el sistema al mismo, “una labor que no es sencilla”, observa este experto.

Además de saber cuándo hay que emplearlas, el principal problema práctico que plantean las medias móviles es elegir el periodo con el que trabajar. Por ejemplo, si se utiliza una media de muy corto plazo (entre cuatro y diez días) tiene la ventaja de que el precio es seguido muy de cerca por la media, lo que generará muchos cruces. Pero gran parte de estos cruces serán también señales falsas que costarán dinero al “trader”.

Según explica el analista Josep Codina en el “Manual de Análisis Técnico” (Inversor Ediciones) la solución pasa por encontrar un periodo de compromiso en el que la media siga los precios bastante de cerca, es decir, sea lo suficientemente sensible, y a la vez no esté demasiado afectada por el ruido aleatorio de los precios. Codina apunta que suele utilizar las medias de referencia, pero no directamente para operar; y también las usa porque son las que con más frecuencia emplea la gente y pueden indicar los niveles de precios a vigilar. Así, reconoce este experto, “suelo tener puestas la media exponencial de 10,20 periodos en gráfico de 5 minutos y la media móvil simple de 200 y 500 sesiones en el mismo plazo temporal”.

El cruce de medias

Una técnica que tiene más sentido es la de trabajar con dos medias simultáneamente. “Generalmente es más beneficioso usar dos medias móviles”, apunta John Murphy en su obra “Análisis Tecnico de los Mercados”, un clásico de la materia . Lo que este autor describe es el llamado “método del doble cruce”, que quiere decir que se produce una señal de compra cuando la media más corta cruza por encima de la media más larga. Por ejemplo, dos combinaciones muy corrientes son las medias de 5 y 20 días y la de 10 y 50 días. En la primera combinación se produce una señal de compra cuando la media de 5 sesiones cruza por encima de la de 20, y esa señal es de venta cuando la media de 5 días desciende por debajo de la de 20. Y en la segunda, la señal de compra es cuando la media de 10 días cruza la de 50, y la venta si la cruza a la baja. Esta técnica “retrasa un poco más el mercado pero produce menos señales falsas”, añade Murphy.

Incluso esta técnica se puede refinar aún más añadiendo tres medias, una corta, una intermedia y una larga. Pero no conviene olvidar que el gran enemigo del método de cruce de medias es la lateralidad del mercado. Sin tendencia, los efectos de esta técnica pueden ser devastadores. “Los rangos laterales son demasiado dañinos para este tipo de indicador técnico, además hay que recordar que el mercado pasa en lateral mas de 70% del tiempo. La tendencia es mas excepcional y justo en tendencia es cuando funciona bien las medias”, recuerda desde Enbolsa.net José Luis García. Este experto reconoce que no opera “en base a señales de las medias, ni en sus rupturas, ni en sus cortes”. Eso si, las emplean como zonas de control operativas y como zonas de soporte y resistencia dinámicas.

Sobre el cruce de medias, Codina explica que se suelen emplear dos medias de distintos periodos, una larga de más de 20 sesiones y una corta de menos de quince días. Pero estos periodos son meramente indicativos y pueden utilizarse cualquiera con tal de que exista una separación suficiente entre ambas medias. Las señales que produce este método del doble cruce están un poco retrasadas, pero sin embargo, reducen enormemente las señales falsas.

Sobre el cruce de medias, Óscar Germade apunta que si bien consigue reducir las señales falsas,“en ocasiones esta es una ventaja y en otras todo lo contrario, ya que entras y sales en momentos en los que no deberías hacerlo, es decir, tarde”. Otra forma de adaptar las medias es en base a la volatilidad histórica del activo en cuestión, indica el experto de Cortal Consors. De esta manera, activos con volatilidades históricas bajas, en teoría se adaptan mejor a medias más cortas en tiempo y al revés.

El triple cruce de la muerte

Un caso particular y muy seguido por los inversores es el llamado “triple cruce la muerte“, como los explica Cárpatos en “Leones contra gacelas”. Tiene lugar tanto al alza como a la baja y vale para cualquier marco temporal. Y sucede cuando coinciden en un mismo punto (o están muy próximas) la meda de 4 sesiones, la de 18 y la de 40. Si esto ocurre y se rompe el soporte o resistencia más próximo, lo más probable es esperar fuertes movimientos en el mercado, mucho más si el cruce es a la baja. La lógica es que, después de un lateral fuerte, pasa algo en el mercado qeu obliga a todos los inversores a entrar en el mercado a la misma vez y en la misma dirección.

May 09

Tienes tu sistema de trading? Ajústalo, no lo tires

 

 

Cualquier buen sistema de trading, testeado, normalizado y comprobado puede comportarse de manera diferente en determinados períodos del mercado. Pero muchos traders tienden a dejar de utilizarlo, a probar otras cosas y a no terminar de funcionar con ninguno. Si el sistema funcionaba vamos a adaptarlo, no lo vamos a tirar.

Hace muchos años, antes y durante la crisis económica y social que nos azota, he observado en los mercados que los meses de verano y especialmente el mes de Agosto el mercado no se comporta de la forma a la que estamos acostumbrados en la mayoría de los meses del año.

Unos años he visto como los mercados se quedaban anestesiados, parados, sin moverse. Otros como han generado una volatilidad brutal, como hace algunos años, haciendo enormes laterales erráticos. Otros con bajadas sin freno, sin correcciones, como este año. En general, meses de Agosto como poco, “raros” (unos lo achacan a lo de menor volumen, pero no….), diferentes y desde luego haciendo que por ejemplo F.P.F. (fallos por fibos) baje su probabilidad.

Si durante la mayoría de los meses del año, en cualquier mercado el FPF mantiene un porcentaje elevado de fiabilidad, con sus mejoras y retoques año a año, ¿qué hacemos durante los siempre sorprendentes meses de verano? Sin duda: adaptarnos. Pero es que hemos de hacer lo mismo en cualquier circunstancia que haga que los mercados “cambien” en la forma de comportarse.

Vamos a entrar en materia. Veamos como podemos adaptarnos a los cambios que en el habitual comportamiento de un mercado puedan producirse. Bien por muy diferente volatilidad, muy alta o muy baja, bien por entrar en grandes tendenciales sin fin, bien por demasiada e inhabitual sensibilidad a los datos económicos fundamentales o geopolíticos o bien por cualquier otra causa que haga variar, sustancialmente, el comportamiento habitual de FPF en un mercado.

Lo primero a lo que me tengo que referir es a la volatilidad. Un simple indicador ATR, implementado en la mayoría de las plataformas de graficación, nos puede ir midiendo la volatilidad media en gráficos de dimensiones temporales grandes. Si somos capaces de detectar aumentos anormales medios de volatilidad súbitamente en un mercado estaremos alerta porque un tendencial puede haber comenzado. ¿Qué hacer? Pues vamos a ajustar el sistema de manera que seamos mucho más exigentes en su aplicación. Por ejemplo, si habitualmente en un mercado hemos considerado como buena la entrada tras un G2 o G3 dilatado con doble o triple fallo pero ahora detectamos una volatilidad mucho mayor, vamos a esperar a cierta corrección para solo situarnos a favor de la tendencia, no buscaremos un giro.

En el caso contrario, vamos a estudiarlo. Si detectamos una volatilidad muy baja podemos estar ante el comienzo de un estrecho lateral. Mientras vigilemos la volatilidad vamos a operar al contrario. Cualquier G2 es operativo en contra y con más contratos, buscando salidas de menor recorrido. Tenemos que tener en cuenta que cualquier período de alta volatilidad es seguido de un período de baja volatilidad. Pero mientras ambos duran, podemos aprovecharlos. Nuestro ATR son avisará. En el momento de escribir este artículo, Septiembre de 2014, la volatilidad en los índices norteamericanos de Bolsas es especialmente baja, muy baja. Mientras dure podríamos intentar esta última operativa. Eso implica que antes o después llegará una mayor volatilidad, podremos pues operar de otra manera y adaptarnos, reduciendo contratos y buscando la distancia en las operaciones.

Ahora vamos a buscar variaciones operativas, en especial, en los grandes tendenciales sostenidos en el tiempo. Antes ya hemos dicho que los intentaremos operar a favor, pero si somos sinceros, antes de hacerlo y aunque hayamos detectado aumento de la volatilidad es muy probable que tengamos más de una operación fallida por situarnos contra la tendencia. Bien, vamos a ver
como darnos cuenta de que el precio, además de la volatilidad, entra en tendencial.

Para ello me apoyo en una frase que suelo utilizar con mis ex-alumnos y compañeros: “cuando un mercado no hace lo que <> que hacer, entonces hará exactamente lo contrario. Y así, me explico: si hemos detectado la pauta preferida del sistema que es el doble o triple fallo dilatado y después de producirse la pauta no giarta el mercado sino que hace un tramo tendencial nuevo que incluso supera el propio “fibo” del Doble Fallo ya tenemos detectado el tendencial.

Aprovecharemos cualquier tipo de mini corrección en fallo para incorporarnos a la tendencia. Incluso más, puede ser tan tendencial que no haga correcciones. En este caso es muy claro que la pauta de Verot, una vela de rotura de suelo o techo con volatilidad, nos puede servir perfectamente, de manera tardía, para incorporarnos a la tendencia. Jamás usaríamos una verot en un lateral, pero sí en un tendencial.

Existe un solo tipo de tendencial que para mi es inoperativo, no se puede tocar, por lo menos para quien opera de verdad en un mercado: los tendenciales sin volatilidad. Lo mejor sería nunca operarlo, elegir otro mercado, porque a favor nos costaría mucho aguantar el recorrido y en contra nunca nos da ningún recorrido. Claro, si nuestro sistema es un cruce de medias, es espectacular manejar el tendencial. Cada sistema se adapta a un mercado, a cada momento de ese mercado y evoluciona constantemente. El mismo cruce de medias en un mercado lateral no parará de generar pérdidas. Son solo ejemplos.

Y en este punto voy a intentar profundizar en los giros de los mercados. El FPF suele detectar muy bien los giros en los mercados por fallos. Con las salvedades descritas en los párrafos anteriores. Y lo hará tanto si el mercado gira en techos o suelos repetitivos como en giros en “V” de los precios. Pero como estamos analizando “anormalidades” en el comportamiento habitual vamos a ver de qué manera actuar cuando creamos que estamos ante un posible giro del mercado.

Los mercados giran de dos maneras diferentes (y le llamo girar tanto a realizar una importante corrección como a cambiar directamente la tendencia, eso nunca lo sabremos a priori). Una primera es la formación de un suelo o techo (las habituales zonas de soporte o resistencia, múltiples techos o suelos y con todas las variedades de Análisis Técnico que se puedan imaginar. Y una segunda que es un giro en “V” ó “V invertida”. Cuando los mercados realizan techos o suelos, girarán despacio al principio, para ir incrementando la volatilidad a medida que es más longeva la tendencia. Cuando giran en “V” lo harán ” a lo bruto” con muchísima volatilidad, sin que el cambio baja/alta volatilidad se haya producido. A medida que aumente la tendencia posterior decrecerá la volatilidad.

Cuando en el mercado detectemos la consecución de grados superiores en los fibos con cada nueva dilatación del suelo o techo, G2, el siguiente tramo hace G3, el siguiente o cercano hace G4, etc… estaremos ante un giro más que probable. Si el mercado no ha demostrado tendencialidad estaremos tranquilos, girará. Podremos operar en el giro en distintos precios probablemente.

Y por último y en las actuales circunstancias lo más importante. Es más que probable que un muy fuerte tendencial el mercado solamente gire cuando además de un Fallo proyectivo detectemos una gran Vvem. O como yo la llamo Vela de Vuelta en Extremo de mercado, pero las pueden buscar como karakasas, velas de vuelta o de muchísimas maneras en la terminología de las pautas de velas japonesas. Vamos a esperar a una gran Vvem, con mucha volatilidad para, tras confirmarla, intentar hacer la nueva tendencia. Pero exigiendo, no vale cualquier Vvem, usaremos mucho la volatilidad.

Entradas más antiguas «